Las carreras profesionales en la tecnología

En esta serie de artículos vamos a analizar las posibles carreras profesionales en la tecnología.

El motivo para incluir este tema en nuestro mentoring Novanotio Certified es que buena parte de los consultores no tienen claro hacia dónde orientar su trayectoria. Quieren más responsabilidad y, por supuesto, quieren mas dinero. Pero no tienen claro a qué responsabilidad se refieren. Ni cuánto les va a costar ese dinero.

Cuando les preguntamos, la mayor parte responde que quieren llegar a ser ‘responsables de proyecto’ o ‘gurús tecnológicos’. Como veremos, hay varios tipos de ‘responsables de proyecto’. Y también algunos riesgos en la carrera de los ‘gurús tecnológicos’.

Las cuatro trayectorias profesionales

A modo de resumen, en nuestro sector hay cuatro posibles carreras profesionales; la carrera tecnológica pura, el liderazgo tecnológico, la gestión y las ventas.

La carrera tecnológica pura

Nunca te va a faltar trabajo.

Es la puerta de entrada. Todos empezamos programando, administrando sistemas o haciendo hacking ético.

Es también la trayectoria profesional más agradecida. Todos los años incrementas tus conocimientos y tu valor para el mercado. Cada vez eres capaz de asumir retos más complejos. Todas las semanas recibes docenas de ofertas laborales. Tengas la edad que tengas nunca te va a faltar trabajo. ¿No es  genial?

Lo realmente difícil de la carrera tecnológica es no salirse de ella. Frases como ‘Hazte cargo de estos becarios’ o ‘Acompáñame a visitar al cliente’ son resbaladizos toboganes por los que puede deslizarse tu trayectoria profesional.

Con perseverancia, pasarás de Becario a Consultor Junior, Consultor Senior y, finalmente, Especialista Tecnológico.

El liderazgo tecnológico

La carrera que se desvanece

El liderazgo tecnológico es una de las trayectorias preferidas por los jóvenes consultores. Diseñar los sistemas y ayudar a los equipos técnicos a construirlos.

Aquí se llega con poco de paciencia. Con la rotación de nuestro mercado, cuando llevas cuatro o cinco años desarrollando un módulo dentro de un sistema, eres quien mejor lo conoce. Cuando se incorporan los nuevos programadores, ¿quién mejor que tu para explicarles dónde está cada función dentro de dicho módulo? El rol de Analista-Programador es el punto de acceso al liderazgo tecnológico.

¿Pero qué ocurre en el siguiente paso? Cuando te conviertes en el Analista de todo el proyecto, conoces muy bien tu módulo y desconoces todos los demás. Ya no puedes ayudar al resto de analistas-programadores.

A partir de aquí, creces en el conocimiento funcional de los sistemas, pero desconoces los detalles de su implementación.  Jefes de Programa, CIOs, CISOs y CTOs son líderes técnicos que cada vez saben menos de tecnología.

Por eso el liderazgo tecnológico es una carrera que se desvanece. En el proceso de desarrollo Scrum, la responsabilidad del diseño es de los squads de desarrollo. En buena parte de las empresas, los CIOs, CISOs y CTOs no reportan al CEO sino al director de operaciones.

La gestión

A mayor responsabilidad, menor empleabilidad.

La carrera de gestión es la gran desconocida. En el imaginario colectivo, las funciones del Jefe de Proyecto se mezclan y confunden con las de los líderes técnicos. Buena parte de ellos creen que su responsabilidad incluye el diseño funcional y hasta la arquitectura del sistema. Error.

El Jefe de Proyecto es en realidad un firewall. Sus tres desconocidas funciones son:

  • Cobrar al cliente cuando todavía queda muuucho por hacer.
  • Proteger a los técnicos de la presión.
  • Motivar a los consultores y mediar en sus conflictos.

Ya lo se, casi puedo escuchar vuestras carcajadas según escribo estas palabras.

Como veis son necesarias habilidades de psicología y negociación. Vuestros preciosos conocimientos técnicos no os van a servir de ayuda. Las únicas matemáticas que vais a usar son los tantos por ciento.

Por encima del Jefe de Proyecto aparecen las figuras del Gerente y el Director de Operaciones, también conocido como COO. Más capacidad de negociación, más tantos por ciento y menos ofertas de trabajo. En el área de gestión, a mayor responsabilidad, menor empleabilidad.

Las ventas

Aquí

En una empresa, no pasa nada hasta que alguien vende algo. La función de ventas es el motor de la empresa.

En este área son fundamentales las habilidades de comunicación y de influencia. Tu trabajo se resume en mirar a tu cliente a los ojos, señalar la línea de puntos y decir ‘aquí’. Si estampa su firma, te has ganado tu comisión y toda la empresa se pone en marcha.

Pero antes de esa firma sobre la línea de puntos tienes que superar dos obstáculos.

  • Debes convencerle de que tu organización sabe más que la suya y podéis ayudarles. Te ayudará haber pasado unos años en el área técnica.
  • Tendrás que mejorar los precios de la competencia. ¿Cómo pueden ir siempre por debajo de costes?

Llegará un momento en que, para conseguir tu comisión, aceptarás plazos imposibles y presupuestos ridículos. No vas a tener muchos amigos en el resto de la organización.

Sobre Preventas, Business Analyst y Account Managers aparece el Director de Desarrollo de Negocio o CBDO. Su misión es consolidar los mercados ya conquistados y descubrir nuevos nichos de oportunidad. Todo un reto en un mercado en permanente revolución tecnológica.

¿Qué carrera es mejor para mi?

Ahora ya conoces las carreras profesionales en la tecnología. ¿Cómo decidir cual es la más adecuada?

Cualquier programador usaría la estrategia de prueba y error. Prueba una de las áreas y, si no te gusta, vuelve a la programación.

No es tan sencillo. La responsabilidad es como un fuerte licor que crea dependencia. Una vez que los has probado no es fácil dejarlo por muy amargo que esté. Conozco pocos casos en que, tras una fallida experiencia como Jefe de Proyecto, alguien haya tenido la humildad de dar un paso atrás.

En este artículo explicamos cómo descubrir qué carrera puede ser la mejor para ti, usando el test de fortalezas de Gallup. Quizás deberías leerlo antes de deslizarte por alguno de los toboganes.