El líder técnico en la era SCRUM. Las funciones de un rol condenado a desaparecer

El rol de líder técnico es la carrera profesional más deseada por los jóvenes ingenieros informáticos. En este artículo vamos a estudiar su historia, sus vías de crecimiento profesional y cómo se transforman sus funciones con la llegada de SCRUM.

Un poco de historia

El líder técnico es el primer rol de liderazgo que surge en las empresas tecnológicas, junto con el de analista/programador. En los albores de la informática, era el responsable del diseño y la construcción de los sistemas.

Su misión original era extensa; entender las necesidades del cliente, hacer un primer diseño de alto nivel, preparar el diseño de bajo nivel, controlar los costes, determinar el alcance del sistema y, por supuesto, motivar y dirigir al equipo técnico.

Nuestro líder técnico terminó apoyándose en su ayudante, el gestor del proyecto. Un personaje gris al que delegó las aburridas tareas de control económico, interlocución con el cliente y motivación del equipo. Durante los años 80 del pasado siglo, el gestor del proyecto arrebató progresivamente el protagonismo y el reconocimiento al líder técnico y se transformó en el Jefe de Proyecto.

Funciones del líder técnico

El líder técnico mantiene dos de sus funciones originales, el diseño de bajo nivel y la supervisión del trabajo técnico.

El diseño de bajo nivel es su actividad preferida. Recibe del Business Analyst una especificación de alto nivel y la transforma en un conjunto de actividades más simples y detalladas que asigna a los diferentes equipos técnicos.

Brooks, en su clásico ‘The mythical man month’, nos advierte no existe un lenguaje de alta precisión para comunicar esas especificaciones de bajo nivel.

Por eso es tan importante la segunda de sus funciones, el seguimiento de la actividad del equipo técnico. Sin esta supervisión, los analistas y programadores desarrollarían funciones diferentes a las especificadas. El seguimiento del equipo técnico puede ocupar hasta el ochenta por ciento de su tiempo.

¿Cómo se llega a líder técnico?

Para ser un buen líder técnico necesitas un profundo conocimiento funcional del sistema y de su arquitectura, es decir, qué problema resuelve y cómo están construidos sus módulos. La única forma de adquirir estos conocimientos es participando en la construcción, por lo que el Líder Técnico suele ser uno de los programadores más veteranos.

A este rol se accede con paciencia. Como la permanencia media de un consultor en un proyecto es de 24 meses, en tres o cuatro años serás analista/programador y, si sobrevives a esa fase, en otros tres o cuatro años probablemente serás el líder técnico.

O estarás preparado para serlo en un proyecto que comience desde cero. Claro que para entonces la tecnología habrá cambiado por completo.

Crecimiento profesional del líder técnico

Ya eres líder técnico y tu equipo ha desarrollado con éxito varios proyectos. ¿Cuál es el siguiente paso de tu carrera?

La evolución natural es hacia CIO, el responsable de los sistemas informáticos de la empresa, por tus conocimientos funcionales y tecnológicos.

También puedes crecer hacia CTO, el responsable de los productos tecnológicos que adquiere la empresa, por tus conocimientos sobre arquitectura de sistemas.

Si has estado desarrollando un producto, lo mas probable es que acabes siendo el Product Manager. Tu nueva misión será construir el roadmap de los futuros desarrollos.

Siempre puedes crecer hacia posiciones de Business Analyst, donde se valora tu conocimiento de las necesidades de los clientes.

Por último puedes crecer hacia Jefe de Proyecto, pero entonces toda tu experiencia anterior habrá sido inútil. Necesitarás desarrollar habilidades de motivación y negociación.

La desaparición del Líder Técnico en la era Scrum

La transición a las metodologías ágiles es un proceso complejo. No basta con agrupar los equipos técnicos en squads y desarrollar en sprints. Los cambios alcanzan al cliente, que ahora participa de forma activa en el desarrollo. Y sobre todo a la definición de éxito del proyecto, que pasa de ser ‘desarrollar el alcance acordado en un plazo y con un coste’ a ‘desarrollar la mejor funcionalidad posible dentro de un plazo y un presupuesto’.

En este artículo analizamos los errores más frecuentes al implementar la metodología SCRUM.

Con la llegada de las metodologías ágiles, desaparece paulatinamente la figura del Líder Técnico. No pueden ser el Product Owner porque sólo el cliente conoce el retorno de inversión de cada desarrollo. Y los squads no necesitan un líder técnico, son los programadores y testers los que deciden la arquitectura de sus módulos.

En la era de SCRUM, el poco protagonismo que le quedaba al líder técnico pasa al Business Analyst.