Impacto en el bienestar de la jornada laboral de cuatro días

¿Cuál es el impacto en el bienestar de la jornada laboral de cuatro días?

¿Cuál es el impacto en el bienestar de la jornada laboral de cuatro días?

En artículos anteriores

🔗 La consultora americana Gallup acaba de publicar este estudio sobre el impacto en el bienestar de la jornada laboral de cuatro días..   

🔗En artículos anteriores de novanotio ya hicimos una profunda reflexión sobre la mejor semana laboral para el ámbito de la tecnología.

 

La jornada mas adecuada es de treinta horas repartidas en cinco días, con dos o tres de ellos en teletrabajo.

A modo de resumen, aplicando dos de las leyes de la gestión de proyectos, "One project, one team, one site" y "Presión x Talento = Constante", llegamos a la conclusión de que la jornada mas adecuada sería un modelo híbrido de treinta horas repartidas en cinco días.

La jornada de cuatro días también parecía ofrecer varias ventajas.

Ambos esquemas deberían funcionar, pero en la práctica los experimentos fracasan al cabo de uno o dos años. ¿Por qué?

Posibles causas del fracaso de las jornadas reducidas

En nuestro artículo analizábamos también los posibles motivos de esos fracasos; dificultad para responder a una situación de crisis, retrasos en los proyectos (siempre los hay por la primera ley), limitaciones para hacer reuniones y coordinar equipos...

Gallup nos ofrece nuevas respuestas

El bienestar de los trabajadores depende sobre todo de la calidad del management.

Hoy Gallup nos ofrece una explicación basada en una macroencuesta a mas de 12.000 empleados en todo el mundo.

La productividad, el compromiso y el bienestar de los trabajadores dependen cobre todo de la calidad del management y, en menor medida, de la adopción del trabajo remoto o soluciones híbridas.

El impacto de la jornada laboral en la productividad, el compromiso y el bienestar de los consultores es limitado.

Ninguna sorpresa. Si habéis leído nuestro artículo sobre los parámetros a tener en cuenta antes de cambiar de empleo, ya sabéis que hasta el 70% de tu experiencia laboral (y también vital) dependen de tu jefe directo.

En resumen, para sentirnos mejor no necesitamos trabajar menos horas, ¡necesitamos mejores jefes!

 


El gran riesgo de la IA es que nos convenza de trabajar gratis para un unicornio

Trabajar gratis para un unicornio

Trabajar gratis para un unicornio

Hace ya un par de años llegó a mis manos un libro llamado 'Exponential Organizations'. En él se describen las características que poseen las organizaciones de crecimiento exponencial que llegan a estar valoradas en miles de millones de dólares.

El libro es muy interesante porque refleja la forma de pensar de la nueva élite empresarial tecnológica mundial. La Mentalidad.

Ya en primera lectura -he tenido que leerlo varias veces para asegurarme de que lo había entendido bien- me preocuparon los capítulos relacionados con las  relaciones laborales. Me parecieron peligrosos porque explicaban cómo conseguir que millones de personas estén dispuestas a trabajar gratis para un unicornio.

Y hay una gran diferencia entre automatizar procesos para mejorar la competitividad y el trabajo no remunerado.

El gran riesgo de la IA no son los empleos que puede destruir, es que sus algoritmos lleguen a convencernos de trabajar gratis para un unicornio.

En todos los países existen marcos normativos, que marcan unos límites en la negociación entre empresarios y trabajadores.

La Mentalidad son en realidad técnicas para escapar de estos marcos normativos, con el objetivo de alterar por completo un mercado, someterlo y capturar enormes cantidades de valor en el proceso. Sus seguidores lo llaman disrupción.

Veamos las técnicas que plantean en el libro.

Staff on demand

El primero capítulo controvertido de este libro es "Staff on Demand".

Explica que no es conveniente tener trabajadores en plantilla, ya que sus conocimientos quedan obsoletos "delante de tus ojos". Además las nuevas tecnologías permiten aprovisionarse de personal ajeno con un coste próximo a cero.

En nuestro sector tecnológico, este aprovisionamiento con coste próximo a cero viene de la mano de las plataformas de freelance tecnológicos de las que ya hablamos en nuestro anterior artículo.

En realidad, como hemos dicho, lo que se persigue es escapar de los marcos normativos y capturar las siguientes eficiencias:

Gestión y protección social

La principal eficiencia se consigue eliminando los costes de protección social, gestión y administración. El consultor es ahora responsable del pago de sus impuestos y costes de seguridad social. Nos mas gastos de gestoría, nóminas, despidos, permisos remunerados por paternidad, por enfermedad...

Staff on demand permite ahorrar esos costes de gestión y protección social y capturarlos para la plataforma.

Costes de formación

Mediante Staff On Demand, las empresas están trasladando los costes de formación a los consultores.

En el entorno tecnológico, cursos y certificaciones pueden ser muy costosos en tiempo y dinero. La formación, que ahora es responsabilidad del consultor, puede hacerse en paralelo con un proyecto, o entre un proyecto y el siguiente. Ambas opciones son malas, la primera por sobrecarga de esfuerzo y la segunda por incrementar los gastos en un periodo sin ingresos.

Es el segundo trasvase de valor de los profesionales a las plataformas.

Incremento de la jornada y disminución de tarifas

La tercera vía de ahorro, que todavía no ha llegado a nuestro mercado tecnológico, pero si aparece ya en otros sectores, es la mejora de la productividad mediante incrementos de jornada y reducción de salarios.

La forma más sencilla de conseguirlo sería trasladar a los consultores freelance el riesgo tecnológico de los proyectos. En teoría los desarrollos nunca terminan, siempre quedan errores por corregir y cambios que realizar. Como resultado, el 80% de los proyectos sufre severos retrasos. Si las plataformas consiguen traspasar ese riesgo tecnológico a los consultores, éstos se verán obligados a invertir muchas mas horas de las inicialmente planificadas.

El riesgo tecnológico de un proyecto llave en mano desarrollado con metodologías en cascada es de un 80%

Otra vía de reducción de salarios complementaria sería hacer participar a los consultores freelance en procesos de compras o RFPs, de forma similar a como las empresas hacen con sus proveedores. La competencia reduciría los ingresos de los consultores de forma notable.

Ambos mecanismos se puede reforzar si, en las plataformas de contratación, las empresas pueden valoran de una a cinco estrellas sus experiencias con esos colaboradores freelance. ¿Quién contrataría a un consultor con menos de cuatro estrellas?

Staff on demand permite saltarse limitaciones como salario mínimo o jornada laboral y capturar ese valor para la plataforma. Si quieres trabajar mañana, tienes que demostrarle al algoritmo cómo de productivo has sido hoy.

Adquisición y mantenimiento de los medios de producción

Hay un mecanismo para capturar un valor adicional que veremos en un párrafo posterior. ¿Para qué adquirir y gestionar los medios de producción si podemos trasladar estos costes a los propios consultores?

Community & Crowd

El siguiente y todavía más controvertido capítulo se titula  "Community & Crowd", algo así como comunidad y multitud.

Community

Este concepto va un paso mas allá en la extracción de valor saltándose el marco normativo. Defiende que, si consigues formar una comunidad de personas apasionadas alrededor de tu producto o servicio, ellos harán el trabajo de forma gratuita, solo por desarrollar su pasión o el reconocimiento de la comunidad.

Una frase explica cómo gestionar una comunidad. "En la cúspide de cada una de estas comunidades hay un dictador benevolente, porque a pesar de que no hay empleados, la gente tiene responsabilidades y se necesita llevar un control de su rendimiento". En resumen, están presentes todas las características de una relación laboral - planificación, responsabilidad, control- excepto el salario.

Un ejemplo de nuestro sector viene de la mano de las plataformas de software libre, donde miles de programadores invierten de forma altruista cientos de horas de su trabajo para beneficio de la comunidad... y en ocasiones de la propia plataforma. Programas tan populares como Linux, WordPress, Mozilla Thunderbird, GIMP o FreeCAD son ejemplos de estas comunidades Open Source.

Cuando la posibilidad de no monetizar tu esfuerzo es del 100% hablamos de certeza matemática.

Crowd

Con respecto a la multitud, el libro los define como grupos mucho mas grandes que las comunidades, pero con vínculos más débiles. En sus propias palabras: "La gestión de los seguidores se hace mediante atracción (pull based). Abres una idea, ofreces [] un premio que incentive... y dejas que la gente te encuentre"

La idea de atrapar a un gran número de profesionales mediante un premio es brillante y peligrosa, porque aparece un importante riesgo estadístico de no monetizar tu esfuerzo.

El ejemplo que da el libro es precisamente de nuestro sector. Explica que Netflix necesitaba un algoritmo de valoración de películas, y en lugar de desarrollarlo internamente, ofreció un premio de 1.000.000 $. Esto atrajo a 51.000 participantes que presentaron 44.014 prototipos. Uno de ellos ganó el premio. 44.013 organizaciones trabajaron sin remuneración durante varios años.

Eso es el riesgo estadístico, una probabilidad entre cuarenta mil de recibir ingresos por tu trabajo. Un riesgo del 99,999%.

El resultado, por supuesto, fue muy superior al que habría logrado su equipo interno de desarrollo, y es una de las bases del espectacular crecimiento de esta plataforma. ¿Quién capturó el valor del esfuerzo de esas miles de empresas?

Estos primeros ejemplos han dado lugar a un buen número de plataformas de crowdsourcing como IdeaConnection, Agorize, o, mi preferida, TopCoder (imprescindible seguir este link y revisar el contenido) donde las empresas pueden publicar sus desafíos para que la comunidad lo resuelva, pagando el premio "solo si el resultado es satisfactorio". En definitiva, sumar al riesgo tecnológico el riesgo estadístico.

Además, para estimular la competitividad, estas plataformas rankean de una a cinco estrellas a sus colaboradores, como anticipábamos en el párrafo de Staff On Demand.

Hay otro ejemplo que se está imponiendo en nuestro sector, la selección tecnológica mediante crowdsourcing. Cuando veinte empresas consultoras están buscando el mismo perfil para el mismo cliente, el riesgo estadístico es del 95%.

Leveraged Assets

Leveraged Assets significa no poseer los medios de trabajo.

Como comentamos en este otro artículo previo, en un entorno cambiante como el actual, tus activos rápidamente se transforman en pasivos.

¿Qué empresa no tiene oficinas vacías?¿Quién no tiene un coche sin etiqueta medioambiental azul?

Alquilar los medios de producción te permite escapar de esas trampas activo->pasivo, aunque hay métodos para extraer todavía mas valor.

Puedes trasladar los costes de adquisición y mantenimiento de los equipos de producción a los propios trabajadores. Los coches de Bla bla car, los inmuebles de Airbnb, algunas de las furgonetas de reparto de Amazon... El ahorro de no adquirir, alquilar o gestionar los medios de producción es enorme.

En nuestro mercado tecnológico estamos hablando de ordenadores, sistemas operativos, antivirus, software de propósito general, teléfonos móviles... Si multiplicáis este ahorro por los miles de consultores de una comunidad, podéis haceros una idea del valor capturado por las plataformas en el proceso.

Resumen

"Staff on demand", "Community & croud", "Leveraged assets", creemos que son en realidad formas de esquivar los marcos normativos vigentes y capturar enormes cantidades de valor para las plataformas. Y la creciente presión de los marcos normativos sobre las empresas (disminución de la jornada laboral, incremento de los costes de protección social) puede acelerar la adopción de estos modelos como fórmula defensiva.

Son además modelos de relación laboral que creemos elegir de forma voluntaria, pero tras los cuales hay un enorme esfuerzo de investigación en psicología, sociología e ingeniería. El gran riesgo de la IA es que sus algoritmos sean capaces de convencernos de trabajar gratis para un unicornio. ¿Por qué si no alguien asumiría riesgos del 90% o incluso del 100%?

En las sesiones de méntoring con nuestros consultores de novanotio, les explicamos estos riesgos y pero también las oportunidades que abren estas nuevas formas de relación laboral. El objetivo es que tengan una sólida base para tomar decisiones y esquivar posibles trampas profesionales. Pero ¿Quién sabe? Quizás algunos de ellos usen este conocimiento para crear sus propios unicornios. ¿Será un ex-novanotio el próximo Elon Musk?

Bibliografía

Hay algunos libros que me parecen fundamentales para entender la transformación que está sufriendo el mercado de RRHH tecnológico.

El primero es el que da origen a este artículo, 'Exponential Organizations', de Salim Ismail y otros autores.

Otro imprescindible es 'Persuasive Technology' de B.J.Fogg. Proporciona la base teórica para el desarrollo de esos algoritmos que consiguen convertirnos en auténticos adictos de las redes sociales.

Por último voy a mencionar 'La supervivencia de los mas ricos', de Douglas Rushkoff. En las antípodas políticas del libro de Ismail y el libro donde se utiliza por primera vez el termino 'La Mentalidad' para describir la forma de pensar de los milmillonarios tecnológicos.

 


El modelo freelance está transformado la forma de trabajo en nuestro sector. ¿Acabaremos todos los consultores tecnológicos siendo autónomos?

¿Acabaremos todos los consultores tecnológicos siendo freelance?

¿Acabaremos todos los consultores tecnológicos siendo freelance?

Evaluando nuevos modelos de negocio en tecnología

¿Acabaremos todos los profesionales de la tecnología siendo freelance?

Haciendo I+C (Investigación y Copia) de los modelos de negocio de nuestros competidores, nos han llamado la atención las "plataformas de freelance".

En este modelo, las empresas que necesitan contratar consultores suben a una plataforma toda la información sobre el proyecto, que incluye el trabajo a realizar, la duración estimada del mismo y el importe que están dispuestas a pagar. Los freelance se dan de alta en la plataforma y reciben una notificación cuando un proyecto se adapta a sus conocimientos e intereses.

Solo puede quedar una plataforma

Para aquellos que estéis en el mundo del emprendimiento, hay algo que seguro ha hecho sonar una campana.

Es el típico caso del "efecto red", donde la utilidad de la plataforma crece con el cuadrado del número de usuarios. Este efecto también se conoce como "The Power Law". Es algo que los inversores valoran enormemente, porque a largo plazo solo puede quedar un ganador, que se beneficiará de su posición dominante durante diez o quince años.

Por lo tanto, en los próximos meses veremos una dura batalla entre diferentes plataformas de freelance, financiadas cada una de ellas con cientos de millones de euros.

Soluciona algunos problemas de nuestro mercado

Este tipo de plataformas soluciona algunos de los problemas habituales de nuestro mercado de consultoría tecnológica.

El creciente coste de selección

Los costes de selección se están incrementando debido al enorme esfuerzo necesario para atraer a los candidatos, lo que se traduce en equipos de selección más grandes y herramientas más costosas.

Sin embargo, para estas plataformas el coste de selección es casi nulo. El algoritmo selecciona a qué consultores notificar cada propuesta y suelen responden suficientes profesionales como para hacer una buena criba de CVs.

El "recruiting pull" basado en un algoritmo es mucho mas eficiente que el "recruiting push" de un equipo de reclutadores.

El banquillo

Otro de los problemas tradicionales de la consultoría tecnológica es el banquillo, ese sitio donde te sientas desde que acaba un proyecto hasta que te asignan al siguiente.

Y es que, hay tal dispersión de tecnologías, que puedes pasar semanas sin actividad mientras tu empresa busca desesperadamente consultores de otro perfil.

Y para terminar de complicar las cosas, mientras estás en el banquillo recibes continuamente ofertas para trabajar en otras empresas.

Con el modelo de freelance este problema no existe. Una vez acabado un proyecto, los consultores quedan libres para empezar el siguiente en una nueva organización.

Los proyectos cortos

Los proyectos cortos también son un dolor de cabeza para las consultoras. Si no tienes el equipo disponible, tienes que contratar consultores que podrían quedarse sin carga de trabajo en unas semanas.

No es solo el riesgo económico. Los consultores conocen esta situación y no se arriesgan a cambiar de empresa si la duración estimada del proyecto no es "indefinida" o al menos superior a un año.

De nuevo, el modelo freelance ofrece la solución. Mientras la demanda de consultores se mantenga elevada, puedes arriesgarte a hacer proyectos cortos e interesantes con la seguridad de que siempre habrá nuevos proyectos esperándote.

El talento extranjero

Un freelance es una microempresa que tiene capacidad para trabajar desde su casa para cualquier parte del mundo. A través de estas plataformas de freelance, puedes acceder al talento de otros países sin tener que preocuparte de la normativa laboral local.

El modelo de freelance también tiene algunas ventajas para los consultores

Los consultores freelance disfrutan de una flexibilidad que no tienen los trabajadores por cuenta ajena. Pueden decidir su jornada de trabajo, cuántos días de vacaciones van a disfrutar durante el año o cual es su remuneración por hora trabajada.

También tienen mas facilidad para cambiar de empresa porque no les retiene una posible indemnización.

En definitiva, una refrescante sensación de libertad y control sobre su carrera profesional.

Pero tiene algunos inconvenientes

El papeleo, las obligaciones tributarias, y el riesgo jurídico.

Sin duda uno de los grandes inconvenientes. El papeleo, el pago de impuestos, una legislación cambiante, las inspecciones y multas. Ni siquiera contratando un buen asesor jurídico puedes estar seguro de estar cumpliendo con todas tus obligaciones legales.

Y recuerda que siendo autónomo, respondes de tus deudas con todos tus bienes presentes y futuros. Un virus que se cuela en tu código o un IVA fuera de plazo pueden crearte un severo problema.

La discontinuidad de los ingresos

La cara oculta de la libertad para tomarse vacaciones es que no son remuneradas.

Uno de los problemas tradicionales de los freelance es la discontinuidad en los ingresos. Aunque de momento en nuestro sector parece un riesgo inexistente, una crisis económica podría acabar con esa seguridad.

Los casos de enfermedad grave y jubilación

Los casos de enfermedad grave, minusvalías o el acceso a la jubilación si pueden ser un problema, por la sospecha de fraude que siempre se cierne sobre el colectivo de los autónomos.

Una enfermedad grave puede dejarte sin ingresos y con un duro trámite legal por delante para que se reconozca una incapacidad o invalidez.

Respecto a la jubilación, la normativa actual es tan ambigua que ni siquiera los asesores fiscales tienen claro cómo calcular la cuota de autónomos.

La gran ventaja de ser freelance es que nunca te pones enfermo.

El riesgo tecnológico

En uno de nuestros primeros artículos, veíamos que buena parte de los proyectos multiplica por dos y por tres su coste de ejecución. De hecho, los proyectos de desarrollo no terminan nunca; siempre quedan errores que corregir y mejoras que hacer.

Al igual que en las empresas consultoras -los freelance son microempresas consultoras-, la única forma de ganar dinero es que el cliente asuma el riesgo tecnológico y el consultor reciba un pago periódico. Si aceptas el riesgo tecnológico y firmas un proyecto "llave en mano", además del trabajo técnico tienes por delante muchas horas de negociación.

Las empresas usuarias de estas plataformas están intentando trasladar el riesgo tecnológico a los freelance, porque no pueden controlar el esfuerzo que están realizando. ¿Cómo saber si están trabajando para varios clientes a la vez? De momento, los consultores freelance en su gran mayoría no lo están aceptando.

Aquí es donde se juega el futuro de estas plataformas. El que gane la batalla del riesgo tecnológico conquistará la rentabilidad. ¿Serán esta vez los trabajadores?

El riesgo de "uberización"

Cuando Uber comenzó a prestar servicios, aportaba al mercado de trabajo esa refrescante sensación de libertad de la que hemos hablado. Pronto aparecieron multitud de plataformas basadas en el modelo "gag economy", donde podías trabajar de vez en cuando para obtener unos ingresos extra.

Pero al cabo de pocos años, el modelo evolucionó a una suerte de esclavitud autoimpuesta, donde era necesario dedicar 70 u 80 horas semanales para conseguir unos ingresos de subsistencia.

En estas plataformas de freelance tecnológicos, el riesgo de "uberización" aparece por dos vías.

La primera, por el modelo clásico de oferta y demanda. Si se reduce la demanda de estos profesionales, las tarifas colapsarán como ocurrió en Uber.

La segunda es a través del riesgo tecnológico. Como hemos visto, quien asume ese riesgo puede acabar trabajando a pérdidas.

¿Acabaremos todos los consultores tecnológicos siendo freelance?

Nuestra conclusión es que no.

Varias de las contrataciones que estamos haciendo en los últimos meses son freelance que quieren dejar de serlo. La libertad que aporta el modelo puede estar bien durante un tiempo, pero a largo plazo estás asumiendo riesgos de manera innecesaria.

Especialmente los derivados de enfermedades graves. ¿Tantos años construyendo un estado del bienestar para después salirse voluntariamente?

Por no hablar del riesgo jurídico, la posibilidad de que hacienda se quede con todo lo que has construido durante años.

Por último, la lucha por no asumir el riesgo tecnológico, que de momento están ganando los consultores, pero con un final todavía incierto.

Demasiados riesgos frente a la seguridad del empleado por cuenta ajena, en un sector con buenos salarios y donde las empresas se pelean por contratarte.

Estas plataformas de freelance tienen su relevancia y aportarán una parte del talento que necesita nuestro sector, pero no creemos que lleguen a ser la opción por defecto para todos los consultores tecnológicos.


Jornada laboral para el sector tecnológico

¿Cuál es la jornada laboral más adecuada para el sector tecnológico?

¿Cuál es la jornada laboral más adecuada para el sector tecnológico?

El debate sobre la jornada laboral

La pandemia y la escasez de talento en el sector tecnológico han reavivado el debate sobre la jornada laboral y el teletrabajo.

Esta discusión corre paralela a los cambios que están experimentando las sociedades occidentales, con la progresiva desaparición de los empleos industriales.

Es una paradoja. Mientras en nuestro sector lo que faltan son profesionales y el problema es cómo retenerles, en todos los demás lo que escasea es el trabajo, así que el problema es cómo redistribuirlo. Distintos casos, ¿una única solución?

En este artículo vamos a analizar cual sería la jornada laboral más adecuada para el sector tecnológico, usando las mismas técnicas de gestión de proyectos que enseñamos a todos nuestros consultores.

Bienvenido a una sesión de formación de novanotio.

La jornada laboral y la segunda ley

La segunda ley de gestión de proyectos dice 'One Project, One Team, One Site'.

Esta ley pone de manifiesto la importancia de las relaciones personales en el mundo de la tecnología. Esto es especialmente cierto en el desarrollo de software, pero aplica por igual al resto de ámbitos de nuestro sector.

Para completar tu trabajo, necesitas la aportación de otros consultores que tienen una lista interminable de tareas pendientes. La mejor -la única- forma de que te atiendan rápido es que seáis buenos amigos. Y estos vínculos emocionales solo se forjan con el contacto directo y cotidiano.

En resumen, el trabajo presencial es muy importante.

La jornada laboral y la tercera ley

La tercera ley de gestión de proyectos dice Presión x Talento = Constante.

¿No os ha ocurrido que un problema que no podéis resolver en ocho horas, a la mañana siguiente lo resolvéis en cinco minutos?

Eso es talento.

Y Putnam, después de muchos años de investigación para el gobierno americano, llegó a la conclusión de que los proyectos sólo avanzan con esos 'Momentos de Talento'.

La tercera ley constata que cuantas más horas trabajes, más cansado vas a estar, menos momentos mágicos vas a tener y más despacio van a avanzar tus proyectos.

Desde este punto de vista, una jornada continua de cinco o seis horas al día sería la ideal.

La jornada laboral y el estado de flujo

En nuestro sector, el máximo rendimiento se consigue en estado de flujo, esa agradable sensación que experimentas cuando estás totalmente concentrado en tu trabajo y pierdes la noción del tiempo.

En las condiciones adecuadas puedes conseguir tres o cuatro horas diarias de concentración ¿Cómo podemos maximizar ese tiempo?

  • Necesitas silencio y un entorno sin distracciones, algo que se ha perdido con las praderas abiertas y los dispositivos móviles.
  • Además, si tienes que ir a la oficina, desperdicias la hora más productiva del día conmutando.
  • No tiene sentido madrugar, porque si estás cansado no te concentras (tercera ley).
  • Es imposible concentrarse después de comer, porque la sangre está en el estómago ayudando a la digestión y no en el cerebro.

Podemos sacar dos conclusiones: El teletrabajo es mejor que la jornada presencial, porque puedes levantarte más tarde, estás en un entorno más silencioso y, sobre todo, no tienes que ir y volver de la oficina. La jornada continua es mejor que la jornada partida.

La jornada óptima teórica para nuestro sector

Aplicando todo lo anterior, la jornada perfecta para el sector tecnológico sería una combinación de actividad presencial y teletrabajo, en una jornada continua de treinta horas.

En teoría, la jornada continua de 30 horas es preferible sobre la jornada de cuatro días semanales. Si solo puedes concentrarte unas tres horas al día, con la jornada de cuatro días pierdes el 20% de tu tiempo productivo.

Ambos esquemas de jornada reducida (jornada continua y jornada de cuatro días) te ofrecen más tiempo para descansar. Los días de trabajo presencial favorecen la coordinación y la formación de vínculos emocionales. El teletrabajo te aporta días de mayor concentración.

Olvídate del café. Las nuevas herramientas de mejora de la productividad individual son el descanso, la risa, el silencio, la meditación y los deportes de riesgo.

Los problemas de la jornada continua de 30 horas

Hemos visto que la jornada que mejor se adapta a nuestro sector es la jornada continua de 30 horas con teletrabajo parcial. Varias empresas han intentado adoptar este esquema, pero los intentos han fracasado. Paradigma Digital lo intentó en 2016 pero tuvo que volver a la jornada normal en 2018. ¿A qué se debe esto?

En todos los casos, la adopción de la jornada continua mejoró la productividad individual y la satisfacción de los trabajadores. ¿Qué fue entonces lo que empujó a las empresas a dar marcha atrás? ¿Por qué esa mejora de la productividad individual no se tradujo en una mejora de la competitividad empresarial?

Varios factores pueden explicarlo:

Gestión de los esfuerzos puntuales.

Con una jornada reducida, ¿Qué sentido tiene hacer sobreesfuerzos? ¿No estamos montando todo este esquema para tener mas tiempo libre?

Ante una crisis puntual, es sencillo prolongar la jornada tradicional hasta las 50 o 60 horas semanales. Pero en la jornada continua, la comida marca una frontera muy clara entre trabajo y descanso.

Uno de los requisitos para el éxito de cualquier jornada reducida es que los clientes no sufran impacto en la calidad del servicio. Es inadmisible que no se puedan atender crisis por las tardes porque no queda nadie trabajando.

Esto puede explicar el éxito relativo de los esquemas de cuatro días frente a los de jornada reducida. Igualmente se reducen las horas semanales, pero es más sencillo gestionar incidencias y crisis. Solo tienes que pedir a la mitad del equipo que trabaje de lunes a jueves, y a la otra mitad que lo haga de martes a viernes.

Capacidad del equipo de management

La principal función de la dirección y los mandos intermedios es el control y seguimiento de los procesos mediante interminables reuniones. Si la plantilla no está operativa, no se pueden reunir con nadie.

Este es uno de los problemas que las empresas reportan de forma recurrente. Con la jornada continua de 30 horas, los gestores pierden buena parte de su capacidad de dirección. La lista de problemas pendientes crece hasta hacerse ingobernable.

Aquí también funciona mejor la jornada de cuatro días. Los gestores siempre tienen al menos a una parte de la plantilla disponible para reuniones.

Apoyo tecnológico a compañeros y otros equipos

Este punto es parecido al anterior, pero aplicado a los expertos tecnológicos.

Como hemos visto, una hora de la persona que mejor conoce el problema puede ahorrar semanas de esfuerzo a todo un equipo. Aquí es donde hay que buscar los incrementos de productividad. Si solo haces tu labor técnica sin relacionarte con nadie, puede que seas muy productivo individualmente, pero la empresa pierde competitividad.

Las horas de baja productividad son la ocasión perfecta para ayudar a los compañeros, formar a los recién incorporados o aportar tu conocimiento en otra de esas aburridas reuniones con jefes de proyecto.

Resumen

El trabajo técnico tiene muchas facetas:

  • Tu trabajo técnico.
  • Atención a crisis e incidencias puntuales.
  • Apoyo a los compañeros.
  • Creación y clarificación de la especificación.
  • Desarrollo de vínculos emocionales.
  • Apoyo a la dirección.
  • ...

El desafío es encontrar un esquema que permita desarrollar todas ellas disminuyendo la carga de horas semanales.

En teoría debería funcionar la jornada continua de 30 horas, combinando teletrabajo y actividad presencial. En la práctica se están consiguiendo mejores resultados con la jornada de 4 días.

¿Acabaremos teniendo fines de semana de tres días?